15M EN DIRECTO

Watch live streaming video from spanishrevolutionsol at livestream.com

jueves, 24 de marzo de 2011

Julio Anguita renunció a su pensión vitalicia como ex-parlamentario


Julio Anguita renunció por escrito a la paga de pensión máxima vitalicia a la que tenía derecho como ex-parlamentario, argumentando que “con la pensión que le correspondía como maestro tenía bastante".

Julio Anguita o ¿por qué no todos los políticos son iguales?

Lucas León Simón

Cuando José María Aznar y Felipe González nos dictan al común de los

ciudadanos una lección de indecoro e insolidaridad, cuando nos enteramos

que María Dolores de Cospedal gana al año 241.000 € con el cobro de

tres sueldos públicos y la Pajin otro tanto por el estilo, cuando

sabemos que el presidente de la Diputación de Castellón no tiene mas

remedio que declarar un patrimonio de 3,9 millones de euros cuando hace

cinco años NO declaraba ninguno, nos enteramos que, de manera totalmente

accidental, se ha sabido que hace siete años, Julio Anguita renunció

por escrito a la paga de pensión máxima vitalicia a la que tenía derecho

como ex parlamentario, argumentando que “con la pensión que le

correspondía como maestro tenía bastante”. Genio y figura. Julio Anguita

viene a demostrarnos que el dicho populista de “todos los políticos son

iguales” no se verifica, al menos en su totalidad. Que hay distintas

formas de ser y estar en la política, de entender los compromisos éticos

y ejemplarizantes de un cargo público y que la erosión que afecta a

nuestra moral pública tiene un freno. No todo es poder y

dinero. Tengo la fortuna de ser amigo personal y haber sido de un equipo

de gobierno de Julio. Conozco la sobriedad espartana de su espíritu. Sé

que en pocas personas se verifica una mayor consecuencia entre lo que

dice y piensa y su modo de vida. Nunca había acabado de entender por qué

considera un punto de felicidad dormir la siesta en verano sobre una

manta tendida en el suelo, ni por qué su mayor consideración del lujo y

del ocio es jugar una partida de dominó al atardecer, cuando está de

vacaciones. En esta dura mitología del capitalismo, Julio juega

contracorriente. Y su compromiso consigo mismo y con la sociedad, gana.Julio

Anguita hace suyo el lema de Ghandi de “vivir sencillamente, para que

los demás puedan, sencillamente, vivir”. Y desde su antisimetría con el

político al uso nos aporta soluciones a nuestros graves problemas con la

ética y la estética del cargo público.Maestro

vocacional, traslada la pedagogía a cualquier escenario, y cuando la

acción política diaria, quema y unta, Julio la quiere convertir en

lección a pequeña y gran escala.Los ideólogos y profetas

de la modernidad, reunidos en torno a un gran medio informativo

nacional, pensaron que lo invalidaban para la política cuando acuñaron

aquello de “honrado pero desfasado”. Su huella llegó hasta el Parlamento

en voz de algún replicante “moderno”. ¡Bendito desfasamiento!Es

decir, exentos de las jactanciosas modernidades de los políticos

pendientes de la dieta, la nómina y el futuro cargo en el Consejo de

Administración de cualquier sucursal del Gran Capital, Julio Anguita,

sin contárselo a nadie, y mucho menos a esos sistemas mediáticos que

encumbran la vulgaridad y el populismo, le había dado una soberana

patada en el culo al sistema. ¡Métanse su degradante paga vitalicia

donde les quepa!¿ Porqué no seguiran su ejemplo otros ?Esto

tambien lo hizo la cantante griega Nana Mouskouri que estuvo en

politica, hasta llegó a ser la representante de Grecia en el Parlamento

Europeo y viendo la situación que se avecinaba en su pais hizo lo mismo.

Que pocos actuan así, contados con una mano y sobran dedos......


ESTO ME LO ENVÍAN Y YO LO PONGO.LOS AMIGOS SIEMPRE ESTÁN CUANDO SE NECESITAN.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Don Felipe Gonzalez y Don Jose Maria Aznar, han dicho que con lo que les va a pagar las empresas que ellos mismos privatizaron (que casualidad), no tienen para llegar a final de mes, por lo que "necesitan" que el resto de los españolitos aportemos nuestro granito de arena para que puedan seguir llevando su mismo nivel de vida. Ellos y todos sus descendientes.

Gloria dijo...

¡Chapó, por el señor Julio Anguita! Él si que es una persona coherente con sus ideas, muchos en el panorama político actual deberían aprender de su ejemplo.

Gracias Antonio por darlo a conocer.

Un abrazo.

A.VALVERDE DEL CAMINO dijo...

Se dice de el que genio y figura....Pero me niego a perderlo,se lo dije personalmente,es muy necesrario que personas como El,estén dando ejemplo de honestidad,porque luego dicen las malas lenguas que todos los políticos son iguales y yo tengo muchos amigos que están en política sin ganar un euro y sin dejar de trabajar,para que aquellos que están y otros que pretenden estar, no nos tomen por tontos.Un abrazo amiga,espero que esteis disfrutando con los gurumelos,dale un abrazo a tu marido,que es muy buena persona y muy buen gurumelero.

Anónimo dijo...

Simplemente Julio Anguita.